×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Trotamundos
Halloween vs Día de Muertos
Raúl Muñoz del Cojo
~
04 de Noviembre del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Desde la película de James Bond que comienza sus escenas en el centro histórico de la Ciudad de México y donde se puede ver un desfile de muertos que fue creado exclusivamente para la película, la expectativa y curiosidad  del mundo en cuanto a esta festividad ha crecido considerablemente y cada vez es más la gente de otros países que quiere venir a vivir esta experiencia.

Por si esto fuera poco, estos tres años que llevamos de Fórmula 1 han dado otra cara a la festividad de muertos. A lo mejor para nosotros es algo muy normal pero los extranjeros no pueden creer que hagamos esta clase de fiestas.

Le va a dar risa lo que voy a comentar, tengo un amigo italiano que literalmente muere de ganas de venir a ver la fiesta de día de muertos, él comenta que debe de ser impresionante ver a todos los niños pintados de calaveras y pidiendo su muertito. Al momento no lo he desengañado ya que si viene probablemente se desilusione por ver a más de 1 disfrazados de zombies o chucky en este tan peculiar día.

Como lo mencioné en esta columna el año anterior, cada estado y en ocasiones dentro de las entidades federativas de México se  realiza a manera de cada lugar, diferente tradición para recordar a nuestros difuntos.

Como purista que me considero para esta fiesta, siempre he estado en desacuerdo que promovamos más la costumbre del vecino país del norte en vez de la local. Si es de los míos y veía a Halloween como una celebración norteamericana, le comentaré a continuación varios detalles que estoy seguro lo sorprenderán tanto como a mí.

De entrada le comento que el festejo de Halloween no es tan  moderno como yo creía ni tampoco nace en los Estados Unidos, de hecho esta festividad data desde antes del día de muertos y para  tratar de contactarlos las comunidades Celtas lo trataban de hacer por medio de médiums desde hace más de 2 mil años.

La cultura celta predominaba en las Islas Británicas, Escandinavia y Europa Occidental, por lo que esta tradición pagana se extendió por todos lados hasta volverse una de las más populares.

Sin embargo después de que los romanos conquistaran gran parte de los territorios celtas, estos influyeron con sus festivales a la diosa romana de la cosecha. Como se podrá imaginar, los cristianos calificaron estas celebraciones como heréticas y gracias a esto se destruyó gran cantidad de cultura, monumentos y tradiciones, mismo que amarraría el dominio político y social del viejo continente.

Años más tarde la Iglesia de Siria consagró un día para honrar a todos los mártires, después se transformó en el día de todos Los Santos, hasta que cayó la fecha al 1 de noviembre donde el papa Gregorio ordenó que esta fiesta se celebrara anualmente.

En Inglaterra a esta velada se le llamaba All Hallows eve, (vigilia de todos los santos), degenerando posteriormente en Halloween.

A la fecha nadie imaginó que una fiesta del siglo 19 se convirtiera en una conmemoración solemne, humorística y macabra que se arraigaría en todo el mundo. Aquí la realidad es que algo mezclado del paganismo y cristianismo cayó en una conexión con el Infra mundo y dista enormemente del origen de ambas fiestas.

En cuanto al día de muertos, le comento que el trazar un camino con flores de cempasúchil, colocar alimentos en las ofrendas y adornar con papel picado con forma de calaveras y flores son costumbres nacionales de estudios día y nos remontan indudablemente a nuestra cultura prehispánica.

Desafortunadamente para nosotros, algunos investigadores han llegado a la conclusión que nada de esto es herencia de aquellas épocas, ya que sin los toques nacionales, la creación de altares en general es profundamente romano así como la fecha de dicha fiesta. Para estos investigadores, la leyenda de que esto es prehispánico corresponde a los intelectuales de los treintas.

La realidad es que esta fiesta en lo particular, nos ha colocado como una de las pocas naciones que en el siglo 21 siguen teniendo esta clase de celebraciones para los muertos y sea prehispánico o no, el tinte que se le da es totalmente mexicano.

Finalmente comentarle que sin importar la celebración ya sea mexicana o extranjera, el poder tener la historia de lo que se celebra, nos ayudará a decidir si nos hacemos zombies o calaveras, a fin de cuentas usted decide.

De mi parte solo le reitero que los altares de muertos, las catrinas y todos lo relacionado con este día me hacen sentir más mexicano cada año que pasa. Ojalá esto pueda quedar en la historia y que se traslade cada vez más fuerte a nuestras generaciones futuras. Hasta la próxima.