×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Historia documental de Zacatecas
La calle del Gusano aterrada (y no es por miedo)
María Auxilio Maldonado
~
01 de Agosto del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Croquis de la ciudad de Zacatecas en 1908.

Las lluvias de la temporada para en nuestro estado se han presentado tardíamente, pero las que han caído en los últimos días han sido en gran cantidad y con mucha fuerza, provocando con ello que mejoren las condiciones climáticas, de producción y hasta la estética panorámica, pues los campos se ven más verdes, comienzan a emergen los cultivos y hasta se limpian las calles.


Sin embargo, y a pesar de todo el beneficio que pueda traer consigo la precipitación pluvial señalada, también trae consecuencia que la población sufre, como el deterioro de la infraestructura carretera y de caminos rurales.


En la zona urbana la destrucción de los edificios, sobre todo los construidos con adobe y con poco mantenimiento. 


La aparición de los baches en las calles, sobre todo las de mayor tránsito y por la orografía de la ciudad la lluvia arrastra desde las zonas más altas la basura de todo tipo que viene a acumularse en  los drenajes o caimanes como se le llamaba antiguamente, ocasionando con ello taponamientos y posteriormente  inundaciones y acumulación de tierra y lodo en las partes bajas de la ciudad. 


Algo similar se documenta en un manuscrito de 1897 del Archivo Histórico del Estado, en donde se solicita a la H. Asamblea por los vecinos se componga la calle del Gusano.


Quien que haya nacido en esta ciudad no reconoce dicha calle, tanto por su nombre que es de mucho arraigo, como por su ubicación que es muy cerca del centro histórico de nuestra capital y que a la letra dice lo siguientes:

“Los que subscribimos vecinos de esta población con el debido respeto exponemos que hace muchos años el caimán de la calle del Gusano se siega a la hora de las primera lluvias de la estación de las aguas, arrojando todos los escombros que toma la corriente a su paso de los propietarios que fabrican y emparejan sus patios, con dichos escombros.


Hoy se encuentra la mencionada calle, a consecuencia de los aguaceros últimos, con una altura de un metro más o menos del nivel que tenía, dejando puertas y pisos de las casas a esa profundidad, lo que originará en el primer aguacero que se aneguen, ocasionándoles la caída de ellas y demás desastres.


El jefe político ya tiene conocimiento de esto y les ofreció rebajar la calle, pero sus numerosas ocupaciones quizá no se lo han permitido, y que aguardará recaiga alguna providencia de esta H. Corporación, a la que tenemos la honra de dirigirnos, solicitando se nos componga la mencionada calle.


Es justicia que pedimos y protestamos lo necesario. Zacatecas, 12 de Mayo de 1897. Francisco Barbosa, Aurelio Barbosa, Hilario  Lara, por Refugio González Francisco Barbosa, Isaac Ramos, Gilberto Vázquez del Mercado. 

AHEZ. FONDO: Ayuntamiento de Zacatecas. Serie: Obras Públicas. Caja: 3. Año: 1897”

*Directora del Archivo Histórico
del Estado de Zacatecas