×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cosas de Jerez
A los periodistas también se les mata de hambre
Javier Torres Valdez
~
23 de Mayo del 2017 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En cierta ocasión, Vicente Fox, primer presidente cocacolero de México, tuvo para su pueblo, una populista frase que en ese momento le valió aplausos de sus paniaguados.


Dijo con solemnidad que en su sexenio acabaría con los pobres, solo que no dijo cómo llevaría a cabo su proyecto.


Pasaron los meses y los pobres, se multiplicaban, pues al no tener televisión, su equipo reproductivo trabajaba a todo vapor.


Entonces a un periodista de la Ciudad de México, se le ocurrió decir, que la fórmula foxista, para acabar con los pobres era: matarlos de hambre.


Esa frase vuelve a tomar vigencia en el estado de Zacatecas, cuando se dice que en el estado nunca han matado a un periodista. 


Nooo, aquí no los matan se mueren de hambre, aferrados a la romántica idea ser luchadores sociales, en un país donde reine la libertad, igualdad y fraternidad.


Recientemente comenté en el segmento a  mi cargo en el Canal 27, mi encuentro con Ignacio Herrera, reportero de Excélsior.


Eran los tiempos del gobernador Genaro Borrego, quien cada mes, organizaba un desayuno, para los elementos de la prensa, al término del cual venían las preguntas que unos y otros le hacían al gobernante.


Ignacio Herrera me dijo: Que a toda madre, la tienen los periodistas, el gobernador les hace su desayuno mensual y luego vienen las preguntas y las respuestas sin restricciones y hasta donde se sepa, aquí en Zacatecas no han matado a ningún periodista.


No, aquí no los matan, se mueren de hambre, se salvan aquellos que se meten de albañiles, aunque  no sean de muy buenas costumbres.


Ahora en los tiempos actuales, los periodistas zacatecanos, siguen sufriendo para sostener sus publicaciones, esperando que lleguen otros tiempos mejores.


Libres de la crisis de estos tiempos, solo quedan los diarios que se editan en Zacatecas, las pequeñas publicaciones en tamaño tabloide y carta, deben dinero en las imprentas, pues pagan sus impresiones con promesas y abonos.


Todos piensan que al acercarse “la madre de todas las elecciones”, los tiempos cambiarán para los que habiendo aprendido algo en anteriores y similares eventos, venderán, sus espacios a los partidos políticos, “por adelantado y en efectivo”.


Algunos periodistas de esta provincia de “Cielo cruel y tierra colorada”, siguen dándole espacios a los boletines y foto-notas de la Coordinación de Comunicación Social, a titulo de gratis, tan solo para no caer de la gracia del “supremo gobierno”, mismo que podría compadecerse de los “tundeteclas”al aproximarse la lucha político electoral.


Algunos en franca coquetería con otros partidos, por ahora lejos del poder, buscan acercarse, pensando que “El cambio ya está cerca”, para bien o para mal.


La verdad es que todos piensan que puede ser para bien, porque si fuera para mal, solo podría esperarse que una despedida trágica, acabara con sus penas y miserias.


¿Y ahora quien podrá salvarnos…?


 Los periódicos 100% independientes, solo existen en los mínimos tamaños, donde los directores, escriben, arman sus diseños, venden su publicidad, cobran, entregan ejemplares para su venta y los ejemplares sobrantes, los reparten gratis, como promoción a sus hebdomadarios.


Han pasado ya ocho meses de ayunos publicitarios del gobierno zacatecano y pasado este mes, de numerosos y mayores festejos, la crisis se volverá más cruel y conociendo lo que ha sucedido en pasados años, con no menos de una docena de publicaciones, diré que solo sobrevivirá el más apto, el más sufrido o el más soñador.