×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Cosas de Jerez
Diversas maneras de allegarse dinero a los municipios 
Javier Torres Valdez
~
20 de Febrero del 2017 22:44 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sabido es que cada tres años, los municipios de Zacatecas y del resto del país pasan tragos amargos por falta de recursos económicos, pues por lo general, los funcionarios salieron cargaron no solo con el dinero, sino hasta con las computadoras, teléfonos celulares,  grapadoras y hasta paquetes de papel del baño.

Entonces, a los que recién entran, solo les queda el ingenio para recabar dinero de aquí de allá o de mucho más allá (recursos federales les llaman).

Pero la urgencia es mucha, en consecuencia la lucha es permitida y son muchas las formas utilizadas para que los municipios y sus dirigentes salgan de “pránganas”. 

En Jalpa, lugar en donde al igual que en muchos otros municipios, se registraba un aumento en el número de casos de alcoholismo callejero, por lo que la máxima autoridad determinó que a todo aquel que fuera sorprendido tomando bebidas embriagantes en la calle, sería multado con mil 200 pesos.

Después de leer ésta información en uno de los diarios de Zacatecas, nos quedó la tentación de convertir tal cantidad en dólares, que vienen siendo aproximadamente 60.

Aquí en Jerez, a los únicos que detienen por consumir alcohol en la calle, son a los borrachines cerveceros de las colonias, pues a los que realizan su desmadre  en el centro de la población, tienen la garantía de que hasta la policía los cuida.

La opinión de un regidor, de esos que deberían usar botas de hule por la frecuencia en que meten la pata, dijo a quien esto escribe, que en Las Vegas, el mejor negocio para el mismo gobierno era el alcohol, el juego, la droga y la prostitución, que los vicios jamás se acabarían y que para pagarlos nunca faltaba el dinero.

Revisando la ley de alcoholes, encontramos que  violar la ley es una costumbre añeja, pues la misma señala: Quedan prohibidos, los almacenes, depósitos o expendios de alcohol que se encuentren a menos de doscientos metros de escuelas, oficinas públicas, iglesias y centros de trabajo.

Aquí en Jerez, con excepción del “Carta Blanca”, El Tizoc, El Maguey y el Tigre Negro, todos los bares y expendios existentes, son posteriores a dicha ley y entre ellos hay muchos que no cumplen con ese decreto.

¿Pero cómo hace para burlar la ley?.

Pues como lo dijo Bermúdez (qepd). “Con dinero baila el perro”.

En el otrora bello y culto pueblo de Jerez, cuando todavía se conservaban las buenas costumbres, existían reglas que sin ser ley eran observadas por toda la población.

Y cierto es que lo tiempos cambian, y aunque resulta cierto que todos venimos al mundo desnudos, no es para que las personas que obligadamente tienen que venir al centro, como paso obligado en su camino o que tengan que acudir a una farmacia a comprar un medicamento, tengan la obligación de ver a los ebrios, enseñando sus genitales obligados a desalojar la vejiga por la cerveza que consumen.

Por otro lado las prostitutas, llamadas elegantemente, “sexoservidoras”, has estado abandonando sus lugares de “trabajo”, en los lupanares de la zona roja, para invadir gradualmente el centro de la población.

Y así como en Ciudad Juárez tomó fama la calle Mariscal y en Tijuana la Avenida Revolución, el centro de Jerez, ya es famoso en los municipios vecinos y tal vez nacional o internacionalmente gracias al Facebook de Internet.

Y por si fuera poco con, lo que mencionamos, le diremos que por un pequeño tapanco de 10 o 12 metros cuadrados le cobrarán por usarlo el Sábado de Gloria, la cantidad de 15 mil pesos y ahí va incluido el permiso de tomar y usarlo en la forma que se le antoje, quizá hasta con la anuencia de meter un colchón bajo la tarima.