Sunday 22 de January de 2017

​Peligrosa aversión a la política

J. Luis Medina Lizalde      18 Jan 2017 20:52:51

El gobernador Tello y su secretario de Finanzas tienen una visión contable de los problemas, el razonamiento mediante el cual sustentan el impuesto ecológico a partir de las ganancias que las empresas mineras derivan de la devaluación de nuestro peso es un botón de muestra de la ingenuidad con la que subestimaron la reacción convenida entre dichas empresas, Cesantoni y el grupo Modelo, para interponer el juicio de amparo, cada quien por su lado, pero haciendo causa común para cabildear con el gobierno federal. 

La visión contable no toma en cuenta que no es solamente la cuantía de dichos impuestos lo que los motiva, sino el precedente que sentaría el Gobierno del Estado que estimularía a sus pares de otras entidades mineras a hacer lo mismo. 

No es que pensemos que a las voraces trasnacionales no hay que tocarlas con el pétalo de un impuesto, sino que hay que conocer el terreno que se pisa para no errar.

Signo de su enfoque contable de la vida la había dado el gobernador cuando desde su condición de senador sugirió la eliminación de carreras como vía de solución a la problemática de la UAZ para después corregir la adversa impresión que eso le generó.

Con usted hasta la ig….nómina
Cuando el gobernador anuncia su decisión de reducirse el salario en un 20% (sin tocar los bonos) lo hizo sin el previo trabajo de consenso que no lo hiciera aparecer como un gobernante débil al que se le puede ignorar desde sus propias filas partidistas en un sistema político vertical dónde la tradición de acatamiento automático a lo que el jefe disponga es automática. 

Aquí no es dable invocar la autonomía municipal para entender el contra-discurso de Enrique Flores o la salida por la tangente de Judit Guerrero quien asegura que ya ahorró un 20% de gasolina en el breve tiempo que lleva al frente de la capital.

La misma óptica contable inspira al gobernador cuando declara inviable el subsistema del Cobaez sin más argumentos que los adeudos que se tienen con Issstezac e IMSS; sin reparar en el detalle que esos mismos argumentos son aplicables a su propio gobierno y a la de la mayoría de los ayuntamientos. Volviendo al Cobaez es políticamente injusto castigar a los trabajadores por lo que han hecho mal los patrones, pues a los asalariados del colegio de bachilleres bien que se les descuente sus aportaciones al IMSS y al Issstezac . 

Se nota el esfuerzo del gobernador por conectarse con la ciudadanía con el discurso de austeridad, pero lo hace sin hacerse cargo que ese es un valor que dejó de reivindicarse con la descomposición del sistema y por lo tanto la reacción más general entre los que ganan mucho es seguir ganando mucho; nadie les dijo que existe una percepción generalizada de abuso; lejos está del partidismo ramplón y caro de pintar con colores, placas y edificios de sus antecesores y su gabinete incluye trayectorias  ajenas a militancias partidistas. Allí su fortaleza y allí su debilidad. Fortaleza porque cuenta con un segmento de leales por ajenos a las ambiciones electorales; debilidad porque su partido no se siente gratificado por su victoria. 

Para nadie es un secreto la persistente presión para incorporar elementos partidistas, aunque carezcan de perfil, para los cargos e inclusive de un elemental reconocimiento social.

El sentido de emergencia empieza a permear al Congreso de la Unión, la idea de eliminar gastos operativos se abre paso, se cancelan proyectos faraónicos como las torres del INE, en Chihuahua el gobernador pone a la venta los vehículos lujosos y la disminución real de las percepciones de la élite se convierte en sentida demanda colectiva.

Aprende a nadar o se ahoga 
La incertidumbre se agudiza a partir de mañana, cuando Donald Trump toma las riendas del gobierno y la protesta social que enfrentará adquirirá dimensiones épicas. Así las cosas: el reto de gobernar, siempre complejo hoy más complejo que nunca en tiempos de paz y Tello no dispone del tiempo para la curva de aprendizaje sin  el riesgo de desbarrancarse.

Cierto, Tello luce débil, pero ¿cuál gobernador no vive lo mismo? Mancera en el Distrito Federal es pálido reflejo del más débil de sus antecesores; El Bronco regiomontano no es manso, es mansito; Graco Ramírez, sufre el mando y le huye viaje y viaje pero tienen una ventaja sobre nuestro gobernador: no tienen aversión por la política.

Nos encontramos el lunes en El Recreo.







Compartir:
J. Luis Medina Lizalde
Originario de la comunidad Francisco I Madero, municipio de Zacatecas, es abogado, maestro en Ciencia Política y docente jubilado de la Universidad Autónoma de Zacatecas. Periodista radiofónico y columnista, también es autor de varios libros, ensayos y artículos periodísticos. Ha sido presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática y consejero nacional del mismo partido. Fue diputado federal de la 59 Legislatura. Actualmente es coordinador estatal de la asociación Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
luismedinalizalde@gmail.com
Artículos anteriores:
El Recreo: Rebelión ciudadana contra privilegios 
Se acabó el romance
La clase media toma las calles 
Se incendia México y Peña Nieto ni en cuenta 
Reformas, para atrás



Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad