Sunday 22 de January de 2017

Bajo la lupa, el sexto año del Alonsismo 

Francisco Gabriel Reynoso Torres      21 Jan 2017 21:19:08

Sin que se resuelvan aún las observaciones por 5 mil 709 millones de pesos de ejercicios anteriores, las cuales motivaron 11 denuncias penales en la PGR contra igual número de funcionarios, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) nuevamente coloca bajo el microscopio a Zacatecas. Esta semana inicia la revisión de la cuenta pública 2016, el último año del gobierno de Miguel Alonso.

Juan Manuel Portal, titular de la ASF, incluyó a Zacatecas en el grupo de estados cuyas finanzas serán revisadas con lupa. Igual que a Coahuila que gobierna Rubén Moreira y Quintana Roo, al que Roberto Borge dejó en bancarrota, le aplicará 40 auditorías.

Áreas penalizadas
Según la ASF, contra exfuncionarios de Zacatecas existen 11 denuncias penales en la PGR. Las más se deben a presunta simulación del reintegro de recursos a la federación. Es decir, dinero federal no ejercido que se devolvió, sólo aparentemente.

Otras demandas obedecen a la comisión de actos presuntamente delictivos, como el desvío de recursos públicos.

Por lo que se sabe, las denuncias penales no están personalizadas. Son contra quienes resulten responsables. Corresponderían a las áreas de educación, salud y seguridad pública. En el sexenio alonsista fueron manejadas por Marco Vinicio Flores y José Luis Santoyo; Raúl Estrada Day y el general Jesús Pinto Ortiz.

En cabeza ajena
Pese a que Zacatecas, con 5 mil 709 millones no está entre los cinco primeros estados observados –Veracruz de Javier Duarte tuvo irregularidades por 56 mil millones de pesos; Michoacán de Fausto Vallejo y del encarcelado Salvador Jara, por 33mil millones; Chiapas de Manuel Velasco por 16 mil millones; Guerrero de Ángel Aguirre por 13 mil millones; Guanajuato de Héctor López por 9 mil millones; y Estado de México de Eruviel Ávila por 8 mil millones– Portal Martínez lo mezcla con las entidades que dieron lugar escándalos de corrupción.

A juicio del auditor superior, esas barahúndas deben servir de lección a los actuales gobernantes. Confía en que escarmienten en cabeza ajena. Empero, en Zacatecas el ejercicio fiscal 2016 no arrojará cambios. Calculan expertos que sería el año más estridente del Alonsismo.

Tapadera de corrupción
Esos males manejos económicos y financieros del pasado reciente –acusa Goldcorp de la mina Peñasquito– provocaron que el gobierno de Zacatecas de Alejandro Tello, a través de la Secretaría de Finanzas de Jorge Miranda, creara el impuesto ecológico. Con este gravamen –sentencia– pretende “atender el desequilibrio y los malos manejos financieros del estado, afectando con ello a diversas empresas, incluyendo a las que mayor inversión generan”.

La firma canadiense, representada en Zacatecas por Michael Harvey, director de Asuntos Corporativos para Latinoamérica, sostiene que “Zacatecas aqueja síntomas de desequilibrio financiero, principalmente deuda pública, resultado de la mala administración de los recursos gubernamentales. Ante ese escenario, el nuevo gobierno pretende allegarse más ingresos mediante la creación de nuevos impuestos supuestamente ecológicos”.

Empero, abunda, “fueron diseñados de manera arbitraria, sin consideraciones técnicas que realmente pongan énfasis en la preocupación por el medio ambiente. Es exclusivamente una política pública con fines recaudatorios orientada a tapar los errores de la administración pública”.

Con dedicatoria
Minera Peñasquito confirma que recurrirá al amparo judicial contra el impuesto ecológico. Y que lo hará por su cuenta. Harán lo propio, con los argumentos que consideren convenientes, las otras mineras. Grupo Modelo. Quizá, Corporativo Islo de Eduardo López.

A juicio de los abogados que preparan la demanda de amparo de Peñasquito, el impuesto ecológico está “burdamente direccionado”.

El impuesto está concebido para las empresas mineras y la cervecera. Tiene dedicatoria muy evidente. Y ese será uno de los argumentos que soporten la demanda de amparo.

Para el ejercicio fiscal 2017 –explican ejecutivos de Goldcorp– la Ley de Ingresos de Zacatecas contempla recaudar 1 mil 230 millones de pesos por concepto del impuesto ecológico. Y este impuesto incluye: 1.- Extracción de minerales. 2.- Emisión de gases a la atmósfera. 3.- Emisión de contaminantes al suelo, subsuelo y agua. 4.- Depósito o almacenamiento de residuos.

“La forma en la que se diseñó el impuesto deja en evidencia que la intención del mismo era capturar recursos de empresas específicas y preseleccionadas, quienes son las que mayor aportación realizan al producto interno bruto estatal”.

El estilo diferente
Algunos de los dinosaurios del PRI admiten: “Ya no entendí”. Se refieren al muy particular estilo de gobernar de Alejandro Tello. Y es que hace días se reunió con la cúpula tricolor encabezada por Roberto Luévano y Patrocinio Lira. Y ofreció que, en breve, incorporaría más priistas a su administración. Horas después, María del Carmen Salinas llega a la Secretaría de Finanzas con Jorge Miranda. Se le pone al frente de la Dirección de Evaluación.

¿Quién  es María del Carmen Salinas? –cuestionaban los dinosaurios–.

Pues es nada menos –ilustran los enterados– una de los cuadros más cercanos y de mayor confianza del senador David Monreal.

Durante su campaña a gobernador, en la que se manejaron muchos millones de pesos, Carmen Salinas –homónima de La Corcholata – fue la encargada de administrarlos. Y Monreal, dada la grande fidelidad de esta señora, jamás cuestionó sus decisiones.

 “Pues ya no entendí” –confirma los dinosaurios del PRI que creían conocer al dedillo, por sus muchos años de andar en la refriega, los intríngulis de la política–.

Algunas voces creen que el nombramiento de Salinas es consecuencia de un pacto de Tello con Ricardo Monreal. Un acuerdo para que el exgobernador amarre a sus perros que permanentemente están ladrando y tirando mordidas a diestra y siniestra.

Quienes conocen los entretelones de Morena aclaran que Salinas es cuadro de David, no de Ricardo. Y consideran que Tello actúa más hábilmente que su antecesor Miguel Alonso. Evidentemente quiere llevar la fiesta en paz. Y no sólo con los Monreal, sino con todas las expresiones políticas. Y prueba de ello son las deferencias que ha tenido para la exgobernadora Amalia García.

Abandonan al elefante
Los trabajos para concluir el Centro de Convenciones Toma de Zacatecas, considerada la mayor obra de infraestructura del gobierno de Miguel Alonso; la cereza del pastel, están suspendidos indefinidamente.

Hace poco aún había trabajadores y algunas máquinas. Hoy el inmueble está cuasi abandonado. Uno o dos vigilantes, no más.

A finales de 2016, Francisco Ibargüengoitia Borrego, titular de Sinfra, dijo que terminar la obra al 100 por ciento requería de una inversión mínima de 200 millones de pesos.

Según parece, en el Presupuesto de Egresos del estado, el gobernador Alejandro Tello no destinó ninguna partida para el Centro de Convenciones. Para algunos diputados de Morena y PT, liderados por Luis El Oso Medina y Geovanna Bañuelos, el inmueble, inaugurado entre goteras y mil deficiencias el 12 de septiembre –un día antes de concluir el sexenio- confirma su condición de elefante blanco.

En febrero de 2015, cuando Miguel Alonso y los entonces alcaldes de Zacatecas, Carlos Peña; Guadalupe, Roberto Luévano, y Vetagrande, Valente Cabrera, colocaron la primera piedra, se habló de una inversión de 250 millones de pesos, que se tomarían de la partida de 400 millones que autorizó el gobierno de Enrique Peña para festejar el primer centenario de la Toma de Zacatecas.

En junio de 2016, Gustavo Salinas, director del Instituto Zacatecano de Cultura, reconoció que la inversión en el Centro Cultural llegaba ya a 350 millones y que se preveía inaugurar sólo la primera etapa.

Así, pues, el Centro Cultural Toma de Zacatecas, planeado para ser el espacio cultural más importante del centro norte de México, y casa de la Banda Sinfónica de Salvador García y Ortega, está cuasi abandonado. Ante la crisis económica del estado, no hay para cuándo se pueda concluir.

Retazo con hueso
Malos recaudadores
De acuerdo a cifras del INEGI, Zacatecas es el estado que menor recaudación tiene por impuestos locales. En 2015, el pago de contribuciones estatales significó 1.2% de los ingresos totales de la entidad. Destaca el Instituto Nacional de Estadísticas que en lo general no hay, en ningún estado, una recaudación de marcada importancia. En Nuevo León se registra la mayor tasa con 10%. Y el promedio nacional apenas llega al 3.9 por ciento.    

Nuevo restaurantero
Se abrió hace poco un nuevo restaurante en la calzada García Salinas. La inversión –se aprecia a simple vista– fue millonaria. Trascendió en los corrillos políticos que es propiedad de dos socios. Uno de ellos sería Héctor Galaviz, quien fuera coordinador administrativo del Instituto Zacatecano de Cultura con Gustavo Salinas. El dinero que habría metido Galaviz en el comedero –dicen las malas lenguas- no lo hubiera ganado como administrador del IZC ni en 25 años. Sería, así pues, un caso para la araña. Al menos para que la secretaria de la Función Pública, Paula Rey Ortiz, hurgue en las declaraciones patrimoniales de Galaviz

Coma con Garay
Muy pronto, si no cambia de planes, el cronista deportivo de la televisión, Enrique Garay, también entrará al gremio de los restauranteros de Zacatecas que lidera Víctor Legaspi. Corre en lenguas que Garay, asesorado por el también cronista deportivo Martín López Carrillo, abrirá un comedor con platillos típicos del estado. Se llamaría algo así como Comiendo con Garay. O bien, con un nombre revolucionario. Villa y Zapata. El restaurante estaría en el Centro Histórico, en la calle Doctor Hierro, donde Alberto Campos, el inquieto empresario turístico, acaba de cerrar La Fonda de la Esquina.

Ya les tocó bailar
Con distinta filosofía explican militantes del PRI el estilo personal de gobernar de Alejandro Tello. Felipe Ramírez, exdiputado federal, exalcalde de Teul de González Ortega, actual secretario de Acción Electoral, opina que todos los funcionarios públicos deben estar preparados para el último día que les toque servir. Y no aferrarse a los puestos ni querer brincar de sexenio en sexenio. “Nosotros fuimos equipo de Miguel Alonso. Tenemos el escudo en la frente. Debemos dejar que el jefe (Tello) forme su equipo. ¿Dónde nos acomodaría a todos?”

Si fueran trinchones
Otros priistas menos mesurados reclaman espacios en el gobierno de Alejandro Tello. Y anteponen el “derecho” que les otorgo haber trabajado en la campaña. “Tello debe reconocer que él solo no hubiera ganado. Necesitó del equipo. Y lo necesitará en el 2018”. Hacen hincapié en que, además, el gabinete de Tello deja mucho qué desear. “Si todos fueran “trinchones” –enfatizan– ni quien dijera nada. Pero la mayoría no pela un chango a patadas”. Como ejemplos citan a Eduardo Yarto, Froylán Carlos y Miguel Rivera Villa, secretarios de Turismo, Seguridad y director de Tránsito.

Gasolina suficiente
Asegura Chilo Murillo que el abasto de gasolinas y diesel a Zacatecas quedó totalmente regularizado. No se repetirán los problemas de escasez y cierre de gasolineras. El presidente de la asociación de gasolineros del estado rechaza que pudieran darse actos de especulación ante el próximo ajuste de precios y, a finales de año, la liberación de los mismos. Chilo Murillo –trascendió– no descarta la posibilidad de volver a participar en política, ahora que el PRI, con Alejandro Tello, no está tan manipulado como en el pasado sexenio con Miguel Alonso.

Campaña contra Uc
El bloqueo a la recaudación de rentas de Jerez, que terminó ayer con la destitución del exalcalde Eduardo López, se lee como el inicio de una campaña de la oposición, concretamente de simpatizantes de Morena y de Alma Coronel, para fastidiar al alcalde priísta Fernando Uc y evitar que prepare el camino a la reelección. Según dicen en la cúpula tricolor, el priísmo en Jerez, con Artemio Ultreras, Ismael Solís, Pepe Escobedo y Otilio Rivera, está más unido y fuerte que nunca.

Ventiladores quietos
En diciembre del año pasado debió iniciar operaciones el parque eólico La Bufa de las compañías México Power Group, First Reserve y Gamesa Electric. Según se anunció en julio del año pasado, cuando Miguel Alonso y John D. Prock dieron el martillazo inicial para la colocación de 65 aerogeneradores –la gente les dice ventiladores–, el parque produciría 130 megavatios para dotar de energía a las armadoras Volkswagen de Puebla y Silao, Guanajuato. Ya casi termina el primer mes de 2017 y en La Bufa no se hace la luz.
 







Compartir:
Francisco Gabriel Reynoso Torres
Zacatecano por decisión propia. Egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. En 1976 fue el Mejor Estudiante de México de la carrera. En su trayectoria periodística de 37 años trabajó en los periódicos Ovaciones, El Universal, Diario de México, El Nacional, El Economista e Imagen.
donrunrun@yahoo.es
Artículos anteriores:
Tello jala orejas a priístas
El Runrún: Truena otro delegado federal
El Runrún: Llegan caras viejas al gabinete 
El Runrún: La ley del talión en Ojocaliente  
Quieren hacerle a Tello manita de puerco



Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad